martes, 13 de noviembre de 2012

Un poco de historia de nuestras máquinas de coser


Algunas invenciones pueden  tardar muchos años en desarrollarse y pueden implicar el esfuerzo de muchas personas.
La historia de la máquina de coser es un buen ejemplo de cómo una idea sencilla pueden evolucionar gradualmente y recibir aportes de muchos hasta convertirse en una máquina compleja, con la incorporación a ella de nuevas ideas e inventos afines.
La primera máquina de coser fue inventada por el inglés Tomás Saint. Patent éste en 1790 una máquina que poseía muchas de las características de la moderna de costura de cadeneta. Esta máquina estaba principalmente destinada a trabajos en cuero. Tenía una lezna movible, que perforaba agujeros por los que podía pasar el hilo. Nunca se utilizó, ni se benefició su inventor con ella.
Bartolomé Thimonnier, un sastre francés de modestos recursos económicos, inventó, en 1830, una máquina de coser que se asemejaba aun más al modelo actual, y que empezó a tener éxito en Francia. Sin embargo, un grupo de obreros, temerosos de que la máquina los dejara sin trabajo, destruyeron el taller y las máquinas. Thimonnier murió en la pobreza.
Mientras tanto, el norteamericano Gualterio Hunt, había inventado, casi simultáneamente, una máquina de coser que tenía una aguja curva, con el ojo en la punta. Esta aguja hacía pasar un hilo a través de la tela para formar un lazo. Por éste pasaba un segundo hilo con el que se formaba una costura de cadeneta. El segundo hilo era llevado por una lanzadera, como en las máquinas modernas. Hunt no logró obtener una patente. El honor de haber patentado, en 1846, la primera máquina de coser que realmente se utilizó le corresponde al norteamericano Elías Howe. Isaac M. Singer obtuvo una patente sobre su máquina de coser en 1851. No obstante, Howe defendió con éxito su prioridad y obtuvo el pago de derechos de invención sobre casi todos los tipos de máquinas de coser utilizados en aquella época.

A comienzos del siglo, los motores eléctricos de tipo compacto permitieron fabricar máquinas más rápidas y eficientes. La primera máquina de coser eléctrica la construyó Isaac Singer en 1889.
En una esfera totalmente distinta, el mismo Isaac Singer fue el inventor de las ventas a plazo, para poder vender sus máquinas de coser.


Mirad como funcionan nuestras máquinas por dentro:
Curioso....¿no?
FELIZ COSTURA.


1 comentario:

  1. Una de las mejores entradas que he disfrutado. El gráfico explicativo de como cose la máquina es genial! Muchísimas gracias.

    ResponderEliminar